¿Cómo afecta la inflación al precio de los bienes raíces?

Introducción

La inflación es uno de los conceptos más importantes para entender cómo funciona la economía en general, y cómo afecta a nuestras finanzas personales. En pocas palabras, la inflación se define como el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios en un país o región. Se mide por medio del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que registra los precios de una canasta de bienes y servicios que consumen las personas. En este artículo, nos enfocaremos en entender cómo afecta la inflación al precio de los bienes raíces. Los bienes raíces, o propiedades inmobiliarias, son una de las formas más comunes de inversión y riqueza, y su valor se ve afectado por muchas variables. La inflación es una de ellas, y entender su impacto en los bienes raíces es clave para tomar buenas decisiones financieras y de inversión.

¿Por qué la inflación afecta al precio de los bienes raíces?

La relación entre inflación y bienes raíces es compleja y multifacética. En general, la inflación puede afectar al precio de los bienes raíces de varias maneras:
  • Cambio en la demanda:

    Si la inflación es alta, el costo de vida también aumentará, y esto afectará la demanda de propiedades. Por ejemplo, si el costo de la vida, es decir, alimentos y otros gastos ha aumentado, las personas tendrán que gastar más en su presupuesto y tendrán menos capacidad de endeudamiento, lo que efectivamente disminuirá la demanda de bienes inmuebles.
  • Cambio en el costo del financiamiento:

    La inflación puede afectar el costo de los préstamos, lo que a su vez afectará la capacidad de las personas para comprar bienes raíces. Si la inflación es alta, los bancos y otras instituciones financieras podrían aumentar sus tasas de interés para compensar el aumento de los costos de los préstamos, lo que significa que los préstamos hipotecarios serán más costosos y menos accesibles para los compradores potenciales.
  • Cambio en la oferta:

    La inflación también puede afectar la oferta de bienes raíces disponibles para la venta. Por ejemplo, si la inflación es alta y el costo de vida es más caro en un área particular, muchas personas pueden optar por mudarse a lugares más económicos. Esto podría provocar una reducción de la demanda y una sobrecarga de suministro lo que podría bajar el valor de las propiedades inmobiliarias.

Impacto de la inflación en el mercado de bienes raíces

Para comprender mejor los impactos de la inflación en el mercado de bienes raíces, es importante revisar la evolución de los precios de los bienes raíces durante los ciclos inflacionarios en el pasado. Un ciclo inflacionario es un periodo en el que las tasas de inflación superan la media y persisten durante un tiempo. Durante los ciclos inflacionarios en el pasado, como la década de 1970, los precios de los bienes raíces experimentaron un aumento significativo, pero luego se desplomaron después que la inflación volvió a tasas más estables.

Aumento de precios durante ciclos inflacionarios

Por lo general, al comenzar un ciclo inflacionario, los precios de los bienes raíces tienden a aumentar, ya que los inversores los ven como una forma segura de proteger su dinero. Además, durante los ciclos inflacionarios, se suele necesitar más efectivo para adquirir un bien inmueble por la falta de capacidad de endeudamiento que disminuye la cantidad de compradores potenciales. Como resultado, los precios de los bienes inmuebles pueden aumentar a nivel general. No obstante, hay una explicación muy importante de los ciclos inflacionarios que aplica también al impacto en la propiedad raíz. La inflación es un reflejo del aumento de los precios en términos generales por lo que la subida de los precios de la propiedad inmobiliaria no implica necesariamente que ésta haya aumentado su valor real. Podría ser que la inflación haya provocado que las personas fueran menos capaces de ahorrar, por lo que optaron por invertir en bienes raíces como una forma de proteger su dinero.

El aumento de las tasas de interés y la baja en la demanda

En la mayoría de los ciclos inflacionarios las tasas de interés suben significativamente debido a los esfuerzos de los bancos para controlar la inflación. Las tasas más altas limitan la capacidad de endeudamiento y por lo tanto disminuyen la cantidad de compradores potenciales. A medida que disminuye la cantidad de compradores, la oferta de propiedades en el mercado también disminuye. el resultado de esto a menudo es una baja en los precios de la propiedad inmobiliaria, dos cosas importantes a destacar, por un lado, que si bien el valor real de la propiedad no ha disminuido, sí lo ha hecho en su valor de mercado y por otro, aunque hay una disminución en los precios de la propiedad inmobiliaria, no significa que sea una buena idea comprar propiedades en ese momento, especialmente si tus factores principales son ahorro, generación de riquezas y crecimiento del patrimonio.

La inflación y el costo de los bienes raíces en el largo plazo

Para entender mejor cómo la inflación afecta los bienes raíces, es necesario observar el largo plazo que su impacto sobre el crecimiento del valor de dichas propiedades tiene efectos tanto positivos como negativos. Cuando la inflación se da en momentos en los que otras variables como las tasas de interés están estables - o por lo menos no se incrementan desmedidamente - la inflación puede en realidad ser beneficiosa para las propiedades inmobiliarias en el largo plazo, esto se debe a que una inflación moderada a muy alta sustentada por un largo periodo de tiempo implica que el valor de la propiedad también debe aumentar progresivamente. Este aumento sostenido de los precios, con la inflación controlada y sin el efecto negativo de las tasas de intereses y la disminución de la demanda pueden hacer que la propiedad inmobiliaria mantenga su valor. En este caso, es una buena inversión a largo plazo, especialmente considerando que esto implica la posibilidad de mayor crecimiento de la riqueza de alguien que mantenga propiedades a largo plazo.

Conclusión

La inflación es un factor importante a considerar para entender cómo afecta el precio en los bienes inmuebles lo que determina si estás tomando una buena decisión financiera para la compra o inversión en bienes raíces. Dependiendo de ciertos factores, puede afectar la oferta, la demanda, el costo del financiamiento y tener un impacto a larga vista en el valor de la propiedad inmobiliaria. Los ciclos inflacionarios pueden impulsar el aumento de los precios a corto plazo, pero si son muy pronunciados y pierden su impulso para disminuir la inflación, pueden dar lugar a un fuerte aumento de las tasas de interés, una disminución de la oferta y finalmente afectar a la demanda y los precios de las propiedades. De todas maneras, es importante tener en cuenta que la inflación no siempre es mala para las propiedades inmobiliarias. Cuando la inflación es moderada y sostenida en el tiempo, incluso el contrario, ayuda a generar mayor crecimiento y riqueza al mantener propiedades a largo plazo. En conclusión, al momento de pensar en una inversión en bienes inmuebles es importante estar informado y entender las variables que afectan a su valor a largo plazo. Si eres un inversor prudente, tienes capacidad de endeudamiento y un plan financiero sólido a largo plazo, la propiedad raíz puede ser una buena inversión, no obstante es importante tener presente que existen muchos otros factores aparte de la inflación que influencian esta decisión.