Cómo ahorrar en la factura del teléfono móvil

Introducción

En la actualidad, el teléfono móvil se ha convertido en una herramienta indispensable para la mayoría de las personas. Con él podemos realizar llamadas, enviar mensajes, navegar por internet, hacer videollamadas, entre otras muchas funciones. Pero a medida que utilizamos más nuestro teléfono móvil, también aumenta nuestra factura mensual. En este artículo vamos a ver algunas estrategias para ahorrar en la factura del teléfono móvil.

1. Compara las tarifas de diferentes operadoras

El primer paso para ahorrar en la factura del móvil es comparar las tarifas que ofrecen las diferentes operadoras. En España existen varias compañías que ofrecen servicios de telefonía móvil, por lo que las opciones pueden ser variadas. Es importante prestar atención a los detalles de la tarifa, como el número de minutos o gigabytes de internet que incluye, los costes por llamadas o mensajes fuera de la red, etc. Es recomendable hacer una lista de las tarifas y compararlas según tus necesidades, para encontrar la mejor opción en precio y calidad.

1.1. Contrata sólo lo que necesitas

Una vez que hayas comparado las distintas tarifas, asegúrate de contratar solamente aquello que realmente necesitas. Si no utilizas internet o lo usas muy poco, puede que no necesites una tarifa con un alto número de gigabytes. Si no sueles llamar demasiado, puede que no necesites una cantidad elevada de minutos. Contratar servicios que no utilizas es una manera de desperdiciar tu dinero. Por eso, es importante conocer tus necesidades y escoger la tarifa que mejor se adapte a ellas.

2. Elige la opción prepago o contrato

Existen dos opciones a la hora de contratar un plan móvil: la opción prepago o la opción contrato. La opción prepago es la que te permite pagar una cantidad determinada por adelantado y utilizar los servicios hasta agotarla, mientras que la opción contrato es la que te permite utilizar los servicios durante un periodo de tiempo determinado (normalmente un mes) y pagar al final del mismo. La opción prepago es recomendable si no utilizas el móvil con mucha frecuencia, ya que te permite controlar mejor el gasto. Además, puedes recargar la cantidad que quieras y no estás sujeto a un contrato a largo plazo. Por otro lado, la opción contrato es recomendable si utilizas el móvil con mucha frecuencia y necesitas una tarifa con muchos minutos o gigabytes de internet. En este caso, es importante leer bien las condiciones y comparar las tarifas para encontrar la mejor opción.

3. Utiliza aplicaciones de VOIP

Existen aplicaciones de VOIP (Voz sobre Protocolo de Internet) que te permiten realizar llamadas y enviar mensajes a través de internet. Estas aplicaciones son una buena opción si necesitas llamar a alguien que se encuentra en otro país o si quieres hacer llamadas sin gastar los minutos de tu tarifa. Algunas aplicaciones populares de VOIP son Skype, WhatsApp, Facetime, entre otras. Estas aplicaciones funcionan con una conexión a internet y pueden ahorrarte una cantidad considerable de dinero en llamadas y mensajes.

3.1. Usa Wi-Fi siempre que sea posible

Si utilizas aplicaciones de VOIP, es recomendable que las utilices siempre que estés conectado a una red Wi-Fi, ya que esto no consumirá gigabytes de tu tarifa de datos. Si utilizas estas aplicaciones cuando estás fuera de casa y no tienes conexión Wi-Fi, consumirás datos de tu tarifa móvil. Para ahorrar aún más, puedes utilizar aplicaciones de VOIP que te permitan enviar mensajes y realizar llamadas aunque no tengas conexión a internet, siempre y cuando la otra persona también tenga instalada la misma aplicación.

4. No contrates seguros o servicios adicionales

Algunas operadoras ofrecen seguros o servicios adicionales que pueden aumentar considerablemente el coste de tu factura del móvil. Es importante leer detenidamente las condiciones antes de contratarlos y determinar si realmente los necesitas. En muchos casos, estos servicios adicionales no son necesarios y puedes ahorrar una cantidad considerable de dinero no contratándolos.

4.1. Usa aplicaciones gratuitas

En la actualidad existen aplicaciones gratuitas que te permiten hacer lo mismo que algunos servicios adicionales que ofrecen las operadoras. Por ejemplo, si necesitas un servicio de localización de tu teléfono móvil en caso de pérdida o robo, existen aplicaciones gratuitas que te ofrecen esta función. Antes de contratar cualquier servicio adicional, comprueba si existe alguna aplicación gratuita que pueda realizar lo mismo.

5. Controla el uso de tus datos

El uso de datos móviles puede aumentar considerablemente el coste de tu factura del móvil. Por eso, es importante controlar su uso y limitar su consumo en la medida de lo posible. Existen varias formas de controlar el consumo de datos. Puedes:
  • Configurar tu teléfono móvil para que no actualice automáticamente las aplicaciones en segundo plano
  • Desactivar el uso de datos en aplicaciones que no necesitan estar conectadas a internet
  • Limitar el uso de datos a determinadas aplicaciones que realmente necesitan estar conectadas a internet

5.1. Utiliza el modo avión

Cuando no necesites utilizar el teléfono móvil durante un periodo de tiempo determinado, es recomendable que lo coloques en modo avión. Esto desactivará tanto el uso de datos móviles como el de redes móviles y te ayudará a ahorrar dinero.

6. Revisa detenidamente tu factura

En muchas ocasiones, las operadoras incluyen cargos adicionales en la factura que pueden pasar desapercibidos. Por eso, es recomendable revisar detenidamente tu factura para detectar cualquier anomalía o cargo adicional. Si encuentras algún cargo adicional que no debería estar ahí, no dudes en contactar con la operadora para solucionarlo.

6.1. Negocia con tu operadora

Si llevas varios años siendo cliente de una operadora, es posible que puedas negociar una tarifa más ajustada a tus necesidades. En muchas ocasiones, las operadoras ofrecen descuentos o planes personalizados a sus clientes más fieles. Si no estás satisfecho con tu tarifa actual, no dudes en contactar con tu operadora para negociar una mejor oferta.

Conclusión

Ahorrar en la factura del teléfono móvil es posible si sigues algunos consejos sencillos como comparar tarifas, controlar el uso de datos, utilizar aplicaciones de VOIP, entre otros. Escoge la tarifa que mejor se adapte a tus necesidades y contrata solamente los servicios que necesites. Revisa detenidamente tu factura para detectar cargos adicionales y no dudes en negociar con tu operadora si no estás satisfecho con tu tarifa actual. Con estos consejos, podrás ahorrar en tu factura del móvil y tener más dinero disponible para otras cosas.